periodista folio en blanco

Periodista en apuros: ¿Cómo enfrentarte al síndrome del folio en blanco?

Si eres periodista y te dedicas a escribir, probablemente habrás pasado por ello. El síndrome del folio en blanco es algo que afecta antes o después a la vida de cualquier profesional de las letras. Ya sea por no encontrar la tecla adecuada, por falta de inspiración o por cansancio mental, no hay nada más duro que tener amontonadas las palabras en tu mente sin querer salir en un orden medianamente razonable. ¿Cómo enfrentarte a ello?


Estaba yo preocupada porque esta semana se me estaba atragantando la historia que quería contarte. No sabía bien por dónde empezar, ni por dónde terminar. Uno de esos momentos en los que, por más vueltas que le das, no das con aquello que quieres transmitir. Si eres periodista estoy convencida de que sabrás la sensación de la que te hablo. Esa sensación provocada por tener ante ti un folio en blanco dispuesto a ser copado de frases ingeniosas, de sentencias interesantes, de análisis agudos... pero que sigue vacío hora tras hora.

El síndrome del folio en blanco es algo que a todos nos ha pasado alguna vez. No te preocupes y no te obsesiones. Antes o después, llega esa chispa que hace que tus dedos comiencen ágiles a moverse para escribir las ocurrencias más audaces. Pero, ¿cómo forzar ese momento? Es difícil dar consejos que matemáticamente te inspiren, ya que cada cual tiene unos temas muy marcados sobre los que escribir y no todo vale. La llegada de la musa no puede ser obligada, pero sí puedes ayudarte de ciertas herramientas que te resultarán muy útiles.

Marca personal- khurt-williams

Khurt-williams

No entres en pánico

En primer lugar, toma aire y procura calmarte. Céntrate en la temática que debes tratar y busca en redes sociales, medios de comunicación, otros blogs... todo puede servir para despertar en ti eso que estabas buscando sin querer. La proliferación de imágenes en Internet hace que, en muchas ocasiones, se te ocurran historias que contar evocadas por esas fotos.

Hace pocos días, en un evento lleno de gente que escribe post semanales, a pesar de no ser profesionales de ello, surgió precisamente este interrogante. ¿Cómo lograr la inspiración? La vida está ahí para ayudarte. Hay quienes aseguraban que Pinterest les salvaba, mientras que otros necesitaban tumbarse en el jardín a ver las nubes pasar. Si el tiempo apremia, te sugiero que optes por la primera vía.

Temas recurrentes

Hables de la temática que hables, las listas, los TIPS, los consejos, las claves... son temas recurrentes que, además, suelen tener mucho éxito entre aquellos que están al otro lado deseando leer lo que escribes (o no). Dale a un lector un ránking y le harás feliz. ¿O me equivoco? Además, es una forma rápida de organizar tu texto. Los mejores "X", los peores "Y"... y así un sinfín de posibilidades.

En el caso de que vivas al día, Google Trends puede ser de gran ayuda para saber los temas por los que la gente se está interesando en el buscador. Y como bien sabes, Google copa la mayor parte de las búsquedas en nuestro país por lo que es muy interesante conocer lo que los demás quieren saber.

Hazte preguntas en el titular. Dales respuesta en el post. Es muy útil que hagas preguntas que tengan que ver con la temática de la que quieras hablar y le des respuesta. Mucha gente tiende a preguntarle a Google como antes le preguntaba a su amigo. Hay que darles la respuesta de la misma manera. ¿Cómo conseguir...? ¿Cómo hacer...? ¿Cómo lograr...? ¿Cómo enfrentarte a...? ¿Te suena esta última verdad?

periodista folio en blanco

Si nada funciona...

Eso sí, muchas veces todo esto no funciona. La mejor recomendación es que cuando la inspiración llame a tu puerta, la invites a cenar y estires su presencia lo máximo posible. Guarda temas en la nevera para ir lanzando cuando tu cerebro esté en off. Nunca serás tan feliz como cuando sabes que tienes un colchón cómodo sobre el que apoyarte en tu blog.

Y ante todo, y aunque sobra decirlo, no copies. Que eso está feo y no aporta nada. El contenido duplicado está penalizado por Google, pero además, debería estar penalizado por cualquier profesional que quiera suplir su carencia de habilidad con el lenguaje con su avispada forma de "inspirarse" en cada coma y cada palabra de otro que llegó primero.

Y si ya has probado todo y aún así sigues sin conseguir nada, siempre puedes hacer un artículo con recomendaciones para enfrentarte a un folio en blanco.

Publicado en Comunicación, Periodista en paro y etiquetado , , , , , , .

Deja un comentario